Estilo de Decoración: MINIMALISMO

El término Minimalista se aplica coloquialmente para designar o sugerir cualquier cosa reducida o deconstruida a su esencia más integral. Se popularizó en 1965 gracias a una crítica del filósofo Richard Wollheim describiendo a las pinturas de Ad Reinhardt.

El principio del Minimalismo es ser una herramienta teórica útil que apoya una interpretación diferenciada de la reducción y crear un punto de partida que amplíe la definición de simplicidad en diferentes aspectos. Es un estilo que continua muy vigente gracias a las nuevas tecnologías y el diseño gráfico, a pesar de que se anuncia como muerto periódicamente.

DECORACIÓN

En la decoración y el diseño, el estilo Minimalista se inspiró en el diseño tradicional japonés y la arquitectura neoplástica holandesa “De Stijl” y la Bauhaus. El pionero y gran referente del estilo, Ludwig Mies van der Rohe adoptó el lema “Menos es más” para describir su táctica estética de utilizar numerosos componentes necesarios de un edificio para crear una impresión de simplicidad extrema. El secreto está en darle a cada elemento una función visual y funcional al mismo tiempo.

Más adelante otros arquitectos y diseñadores hicieron evolucionar el término hacia interpretaciones más tecnológicos como “Hacer más con menos” o más industriales como “Menos pero mejor”.

Hoy en día, notorios diseñadores y diseñadoras de interiores como Jamie Herzlinger, utilizan el minimalismo como una herramienta para conseguir diseños contemporáneos, modernos, lujosos o simplicidad.

COLORES

El primer elemento para el minimalismo es el color. El color por defecto es el blanco, pero puede resultar muy frío, particularmente en un interior donde no puedes apoyarte en un patrón. Así que, si no ves el blanco muy claro, utiliza grises, marrones, o taupe, que combinan muy bien con colores chocolate, plata y lavanda. El objetivo es que combinen con los elementos naturales de una casa, persianas de madera y mármoles.

Aunque las raíces del minimalismo están en Japón e Italia, con paneles japoneses o estores plegables (persianas romanas), para mantener el foco de atención en el interior de la casa, además del color utiliza las texturas como el Silk Screen, madera de nogal y cuero.

ELEMENTOS

Para un minimalismo purista inspírate en el país del Sol naciente, sus líneas rectas y perpendiculares para el interior. Paneles japoneses en puertas, y estores de bambú en las ventanas, bancos de madera, chaise-longues y decoración basada en los colores y la estética zen.

Si, en cambio, tu interpretación del Minimalismo es más contemporánea, básate siempre en la tecnología. Aluminio, fibra de vidrio o de carbono y elementos integrales, de una sola pieza. Estores enrollables sin cajón, cortinas duales. Utiliza siempre elementos arquitectónicos funcionales, no siempre austeros, combinando la madera, la piedra, el cristal y los tejidos con mobiliaro inmaculado.

Proporciona siempre energía con una buena iluminación y la gestión de las sombras con grandes persianas verticales o pérgolas para unir los elementos interiores con los exteriores.

No temas innovar deshaciéndote de elementos que no tienes por qué utilizar. Elimina puertas por prácticas mosquiteras que desaparezcan al enrollarlas, tira abajo tabiques y paredes que no necesites con paneles japoneses o estores plegables, y para los más osados incluso los techos por pérgolas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s