10 errores comunes al decorar

Elegir la decoración adecuada para tu hogar puede ser un trabajo arduo,  pero es gratificante cuando eliges elementos que encajan perfectamente con tu estilo y el de tu hogar. Decorar puede ser un quebradero de cabeza, pero más especialmente si se hace de la manera más difícil.  Desde Nevaluz os queremos mostrar los 10 errores más comunes a la hora de decorar, que,  si se evitan conseguirán que disfrutes más fácilmente del interiorismo de tu casa.

1 – No Medir

El viejo dicho de “mide dos veces, corta una” no se aplica sólo a la construcción y la carpintería. Es un error de novato enamorarte de un elemento decorativo y comprarlo al instante, y todo para descubrir que no se adapta al espacio disponible (o ni siquiera a tu puerta de entrada) cuando llegas a casa.

 

Si sabes lo que estás buscando y dónde lo quieres poner, medir el espacio en casa y después medir el elemento decorativo o pide a medida para asegurar que tu compra se adaptará perfectamente.

2 – No probar el mobiliario o los colores. 

Puede ser tentador adquirir un bonito lounge en el momento en que lo ves, pero si no lo pruebas primero,  puedes acabar con un asiento poco confortable en casa. No importa que tipo de asiento elijas – sillas, sillones, sofás, taburetes de cocina – asegúrate que lo pruebas primero sentándote en él antes de comprar.

Del mismo modo, la pintura o el color pueden ser geniales en la tienda, pero la iluminación de tu hogar seguramente será completamente diferente, así que el color se verá menos estupendo en tu hogar.  Comprueba bien los selectores de color o muestras, no sólo para que se adapte a la luz y el ambiente de tu hogar, sino también en los diferentes momentos del día.

3 – Comprar todo en una sola tienda 

Es más fácil comprar todo en un solo establecimiento pero se corre el riesgo de acabar con un hogar que parece salido de un catálogo.  Si pasas más tiempo explorando otras tiendas y comprando diferentes elementos en estilos alternativos, acabarás un un look mucho más original y único. Varía el lugar, pero asegúrate de la fiabilidad de las marcas y los fabricantes.

4 – Comprar todo a la vez

Decorar un salón entero o un dormitorio de una sola vez es fatigoso,  lo que puede acabar haciendo que se compre algo que no te gusta necesariamente por querer acabar pronto. Párate a elegir, hay muchos modelos y posibilidades, colores y formas.

Compra lo más esencial primero y después da tiempo a encontrar el resto de elementos,  como mesas auxiliares o decoración textil, así encontrarás lo que realmente te encanta.

5 – Dejar la luz y la iluminación para el final

Puede que esté al final de la lista de prioridades, pero la iluminación y la sombra puede crear o romper las sensaciones y el impacto general de tus espacios. Pensar en el espacio,  y en cómo lo usas, te ayudará a decidir qué clase de iluminación y protección solar se adaptará a ti. Pueden ser unas clásicas venecianas, unas verticales más luminosas, unos estores enrollables, o una combinación de todo. Y para la noche, iluminación de suelo, de mesa, de pared o de techo.

6 – Dejar que alguien te diga qué comprar

El gusto personal es sólo eso “personal”.  Así que si un vendedor o un amigo intenta convencerte de comprar algo en lo que no confías, utiliza tus armas. Después de todo, los que viven en un hogar son los que van a tener que vivir con la decoración elegida.

Al mismo tiempo, si encuentras algo de algún fabricante por internet, pídeselo a tu instalador o tu vendedor, si te gusta una marca, no dejes que te vendan algo parecido.

7 – No inspeccionar las antigüedades o el vintage cuidadosamente

Un poco de marcas de uso o del tiempo es normal cuando se compran cosas de segunda mano, especialmente antigüedades y elementos vintage. Simplemente asegúrate antes de ofrecer ningún dinero que compruebas la pieza por todas partes y que no tiene ningún daño para saber qué estás comprando y qué precio dar por ello.

8 – Demasiados colores brillantes

El amarillo chillón puede parecer una idea fabulosa, pero los colores fuertes pueden convertirse en aburridos o pesados rápidamente, lo mismo ocurre con las cenefas o los patrones en elementos como las cortinas tradicionales.

Ten en cuenta la frecuencia con la que vas a repintar la casa o cambiar los colores, o cuánto amas realmente un color antes de correr a comprar la pintura o elegir los colores.

9 – Comprar todo el mobiliario de madera en un color

Parece seguro comprar todo el mobiliario con la misma madera, sin embargo demasiada cantidad de un solo color puede volverse demasiado monótono.  No temas a comprar elementos de madera en diferentes maderas, porque el contraste añadirá profundidad y color a tu espacio. Nogal, Roble dorado, Pino, clara u oscura, todo puede combinar, desde los perfiles a las lamas.

 

10 – Elementos super trendy

Todos tenemos elementos de temporada “de compra obligatoria” al haberlos visto en revistas, blogs, o showrooms, pero, a menos que estés pensando en comprar más elementos novedosos de forma regular,  quizá valga la pena pensar un momento si ese elemento resistirá el paso del tiempo y las tendencias o sólo será un visto y no visto de temporada.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s